POISONFANCLUB.NET

POISON Monterrey, MEXICO (June 1st) Video Footage Available

Date June 2, 2011 / 3085 reads



Bret Michaels, C.C.DeVille, Bobby Dall and Rikki Rockett played in front of 8,000 excited Poison fans last night (June 1st) at the Arena Monterrey in Mexico.

10:45 p.m. Poison started the fire with "Look What The Cat Dragged In", breaking 5 years of silence since their last visit to the country. "Good Night Monterrey! We are very excited to be here!"

When "Ride the Wind" finished, Bret asked the press to come onstage to take a photo of the band with their fans on their backs. "We want to remember Monterrey, so raise your hands!". Grand Funk Railroad's "We're An American Band" was next. "It's fuckin' good to be here tonight! I am going to ask for a guitar for the next song" said Bret and "Something to believe In" starts to play.

Poison played for about 70 minutes and rocked through hit singles like "Nothin' But a Good Time," "Unskinny Bop" and "Every Rose Has Its Thorn."



El Porvenir newspaper did a concert review. A few excerpts (in spanish) follow below.

Monterrey, N.L.- El veneno rockero de Poison sigue latente y la energía de Bret Michael está intacta luego de que el año pasado estuviera a punto de extinguirse, y así lo demostró anoche cuando la banda se reencontró con los regios.

Como si nada hubiera pasado y recordando que en abril de 2010 Bret sufriera un derrame cerebral y una apendicetomía, anoche unos 8 mil asistentes reunidos en la Arena Monterrey confirmaron que hay banda para rato.

Acompañado de C.C. DeVille en la guitarra; Rikki Rockett en la batería; y Bobby Dall en el bajo, Micheal se mostró complaciente con sus seguidores y también muy agradecido y emocionado de estar en esta tierra mexicana.

Luego de todo un maratón rockero que inició con la música de Firehouse y posteriormente con Warrant, Poison llegó al escenario a las 22:45 horas convertido en el plato fuerte de una noche muy especial para todos los que se dieron cita en ese recinto.

"Look what the cat dragged in" fue el primer tema con el que rompieron un silencio de cinco años de ausencia, mismos que los regios tuvieron que esperar con ansias para volver a ver a los músicos americanos.

"Buenas noches Monterrey. Qué pedo cab...? Estamos muy emocionados de estar aquí esta noche en Monterrey. Están listos para rockear", fueron las primeras palabras del vocalista, recibiendo de inmediato los gritos eufóricos de toda la concurrencia.

"I want action" y "Ride the wind" fueron los siguientes dos temas con lo que continuaron y apenas concluyó con la segunda rola, pidió a los fotógrafos que subieran al escenario para que les tomaran una foto a ellos cuatro teniendo a espaldas a todo el público regiomontano.

"Queremos un recuerdo de Monterrey, levanten las manos", les pidió a todo el público que se encontraba en el área de cancha, y luego continuaron con el repertorio que traían preparado para esta ocasión.

"Where an american band", cover de Grand Funk Railroad fue el siguiente tema de la noche. "Es maravilloso estar aquí en Monterrey, realmente es emocionante, voy a pedir la guitarra para cantar esta canción", dijo al continuar con "Something to believe in".

La producción de su escenario no fue nada rimbombante, solamente un gran lienzo atrás del escenario con el logotipo de Poison, además de cuatro flamas de fuego y algunos recursos de pirotecnia se pudieron ver durante toda su actuación.

También estuvieron presentes canciones como "Your mama don't dance", "Fallen angel", "Unskiny bop", "Every rose has its thorn" y "Talk dirty to me", con la que se despidieron de sus fanáticos regiomontanos.

Cabe mencionar que C.C. DeVille tuvo un solo de guitarra, asimismo Rikki Rokett tuvo su momento para presumir su virtuosismo en la batería.

Los músicos tuvieron que regresar al escenario para interpretar un tema más y fue con "Nothing but a good time", con la que dijeron adiós alrededor de las 23:50 horas.